¿Tienen honor las empresas?

Por: Dr. Juan Diego Castro Fernández

El honor es el derecho al buen nombre, al prestigio, a la reputación y podemos verlo objetivamente como la imagen que tienen los demás de nosotros y subjetivamente como nosotros nos valoramos internamente.

El honor de las personas es un derecho fundamental protegido en la Convención América de Derechos Humanos.  El fundador del Colegio de Abogados, don Eusebio Figueroa Oreamuno murió en un duelo, defendiendo su honor, el 11 de agosto de 1883.  Para muchos, aún día, nuestro  honor es un bien más importante que la vida.

Las mujeres y los hombres pueden ser víctimas de delitos contra el honor como la injuria, la difamación y la calumnia. Los muertos también, como prevé y castiga el delito de ofensas a la memoria de un difunto.

Las empresas pueden ser sujetos pasivos de difamación de una persona jurídica, según dispone el artículo 153 del Código Penal. Este delito acaece cuando alguien propala hechos falsos concernientes a una persona jurídica o a sus personeros por razón del ejercicio de sus cargos,  que puedan dañar gravemente la confianza del público o el crédito de que gozan.

El riesgo reputacional es medido constantemente por las empresas, especialmente las de índole bancario, pues un error de sus ejecutivos podría destrozarlas así como las noticias falsas en el ambiente cibernético actual serían desastrosas.  

Existen 7 posibles ataques contemplados por la ley:  

  1. Contra la compañía que dañe la confianza 

 

  1. Contra la compañía que dañe el crédito de que gozan.

 

  1. Contra sus gerentes y directores que dañe la confianza. 

 

  1. Contra sus  gerentes y directores que dañe el crédito de que gozan.

 

  1. Contra la compañía,  sus gerentes y directores que dañe la confianza.

 

  1. Contra la compañía,  sus gerentes y directores que dañe el crédito de que gozan. 

 

  1. Todos los anteriores, es contra la compañía, sus gerentes y directores que dañe la confianza  y el crédito de que gozan.

 

En Júrisis hemos atendido muchos casos de esta naturaleza, que han sido planteados mediante querellas de acción penal privada, con sus respectivas aciones civiles.

 

Otras noticias