Los delitos hereditarios y la crueldad de los hermanos

Por: MSc. Jorge Antonio Rodríguez Bonilla

Este tipo de delincuencia se desarrolla generalmente entre hermanos y familiares que por ambición pretenden apoderarse ilegítimamente de bienes que no le pertenecen.

A lo largo de los años Júrisis ha atendido estos casos identificando conductas delictivas como hurto, robo, fraude, explotación de adulto mayor, administración fraudulenta, extorsión, falsificación y fraudes registrales.

La entrada en vigor desde el 8 de octubre del 2018 del nuevo Código Procesal Civil, busca agilizar el proceso sucesorio por lo que es recomendable cuando un familiar fallece consultar con un profesional en derecho para establecer con claridad la sucesión en sede judicial o en sede notarial y identificar a tiempo si el patrimonio del causante ha sido distraído injustificadamente.

Luis Kancyper –psicoanalista y autor de los libros “El complejo fraterno” y “Resentimiento terminable e interminable”– al ser consultado sobre los conflictos hereditarios ha manifestado: “Entre hermanos hay mayor crueldad que entre hijos y padres porque hay un nivel horizontal de relación que habilita a decirse las cosas más atroces. Pero el ‘para siempre’ depende de las características personales de cada uno. Hay gente que tiene la ‘memoria del rencor’: no olvida nunca, no perdona y busca venganza.  Y hay gente que tiene ‘la memoria del dolor’, que admite con pena lo irrecuperable, pero en vez de quedarse empantanado en el ayer, busca generar un proyecto de presente mirando hacia adelante”. De las características psicológicas de los hermanos dependerá el grado del conflicto. 

Júrisis cuenta con los profesionales y la experiencia para desarrollar una
investigación exhaustiva y el planteamiento de procesos penales y civiles, rigurosamente elaborados para devolver el patrimonio del causante a sus legítimos herederos.

En Júrisis estamos para servirles.

 

Otras noticias